La pregunta de un niño sobre la pandemia hizo llorar a una líder de la OMS