En China detectaron 35 casos de contagio en humanos con un nuevo virus de origen animal